X
Este sitio web utiliza cookies de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Qué es


El Premio Europeo del Espacio Público Urbano es una iniciativa del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) que, a raíz de su exposición “La Reconquista de Europa” (1999), decidió ser testigo del proceso de rehabilitación de los espacios públicos que tiene lugar en muchas ciudades europeas.

El Premio nació con el fin de reconocer y promover el carácter público de los espacios urbanos así como su capacidad de cohesión social. Asumiendo las ambigüedades inherentes a la noción de espacio público, el Premio es el único en Europa que reconoce y promueve un espacio a la vez público (abierto y de acceso universal) y urbano. El Premio se distingue así de otras iniciativas centradas en la figura del arquitecto y de los premios consagrados al paisaje, para poner de relieve el carácter relacional y cívico del espacio típicamente urbano.

Con el tiempo, varias instituciones europeas se han unido al proyecto, que actualmente ya es co-organizado por The Architecture Foundation (Londres), el Architekturzentrum Wien (Viena), la Cité de l’Architecture et du Patrimoine (París), el Museum of Finnish Architecture (Helsinki), el Deutsches Architekturmuseum (Frankfurt) y el Museum of Architecture and Design (Liubliana).  A lo largo de las siete ediciones anteriores, pues, el Premio se ha consolidado institucionalmente, factor que ha permitido también ampliar su alcance geográfico. En efecto, en la edición del 2016, el Premio recibió 276 proyectos de 33 países europeos (frente a los 81 de 14 países en el 2000), constituyéndose así en una ventana de la transformación de los espacios públicos en Europa y en un termómetro de las principales preocupaciones de las ciudades europeas.


El Premio tiene muchas singularidades. La primera es que se concede a la vez al arquitecto y a la administración pública (Ayuntamiento o representante político) que ha tomado la decisión política de realizar la intervención y a menudo también garantiza su financiación. El carácter honorífico del Premio es su segunda singularidad. La tercera es que el Premio no apunta, o, en todo caso no únicamente ni de manera prioritaria, a las grandes actuaciones urbanísticas, sino a las intervenciones de cirugía urbana –grandes o pequeñas-- que pretenden ante todo mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. La prioridad se asigna pues a la arquitectura con vocación social antes que a las intervenciones con un acento estético o espectacular. La cuarta singularidad del Premio es su vocación claramente europea. En efecto, aunque preserva las particularidades locales, el Premio procura exaltar los rasgos comunes de las intervenciones urbanísticas a lo largo de la geografía europea, intentando así promover y difundir una cierta identidad europea en el ámbito de la arquitectura.

Una selección de los proyectos presentados históricamente al Premio se conservan en el Archivo Europeo del Espacio Público Urbano y se complementan con la Biblioteca Urbana, que publica los textos de les conferencias de temática urbana más significativas que se han pronunciado en el CCCB. El Premio se inscribe en el marco de la reflexión multidisciplinar y permanente del CCCB sobre ciudad y espacio público.