X
Este sitio web utiliza cookies de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PAÍS:

España

CIUDAD:

Barcelona

AÑO:

2011

PREMIO:

2012

Imagen previa a la intervención. Marcado por el solapamiento de los restos significativos que se habían ido acumulando, el lugar permaneció durante los siguientes veinte años a disposición de matorrales, basuras, pintadas y los pocos visitantes que conocían el secreto de sus privilegiadas vistas sobre el barrio del Carmel, hacia el norte, y el llano de Barcelona, con el mar al fondo.

ANTES

Imágenes  (14)

DESPUÉS
 

descripción

estado anterior

En el transcurso de la Guerra Civil española, la aviación fascista italiana convirtió a Barcelona en el primer campo de pruebas de una táctica sanguinaria denominada «bombardeo en alfombra» y generalizada durante la Segunda Guerra Mundial. El ataque indiscriminado provocó cerca de ochocientos muertos, más de un millar de heridos y la destrucción total de unos cincuenta edificios. Como única defensa, la ciudad contaba con una amplia red de refugios subterráneos construidos por la propia población y con un sistema de baterías antiaéreas instalado por el Gobierno de la República. La primera de estas baterías se erigió en 1937 en la cumbre del Turó de la Rovira que, con una altura de 262 metros, es el promontorio más elevado del tejido urbano.

La infraestructura militar, formada por siete plataformas circulares de tiro, una plataforma rectangular de mando y pabellones para la tropa, quedó abandonada una vez finalizada la guerra. Desde los inicios de la posguerra, sus restos fueron aprovechados para levantar el asentamiento informal conocido como Els Canons. Alimentado durante décadas de inmigración masiva por la falta de viviendas disponibles, Els Canons llegó a albergar más de cien casas autoconstruidas con pocos recursos y mucho ingenio por parte de sus habitantes, bien organizados, que a la vez que luchaban por una vivienda futura más digna no dejaban de equipar de la mejor manera posible su espacio de vida cotidiana.

Las últimas chabolas fueron derribadas poco antes de los Juegos Olímpicos de 1992 y dejaron sobre el terreno pedregoso del cerro suelos alicatados, fragmentos de escaleras y muros de obra descabezados. Marcado por el solapamiento de los restos significativos que se habían ido acumulando, el lugar permaneció durante los siguientes veinte años a disposición de matorrales, basuras, pintadas y los pocos visitantes que conocían el secreto de sus privilegiadas vistas sobre el barrio del Carmel, hacia el norte, y el llano de Barcelona, con el mar al fondo.

objeto de la intervención

Finalmente, a iniciativa del Districto de Horta Guinardó y con la Agencia del Carmel como ente promotor municipal, se emprendió, a partir de la ideación conceptual del MUHBA (Museo de Historia de Barcelona), un proyecto de restauración paisajística para hacer del lugar un espacio patrimonial del museo de la ciudad en el parque de los Tres Turons: un espacio de historia y memoria de un pasado reciente muy relevante y un mirador accesible a todo el mundo. La intervención se propuso minimizar el impacto sobre las preexistencias realzando sus diferentes capas de significación. Actualmente, este espacio arqueológico que amalgama conflicto bélico y crecimiento urbano informal del siglo XX es un caso único en el panorama del patrimonio urbano y museístico de las grandes ciudades europeas.

descripción

La actuación partía de la conciencia de que trataba con un emplazamiento dinámico, confirmándose a medida que los trabajos de limpieza y desbroce aportaban nuevos parámetros a la idiosincrasia del lugar. Las pendientes pronunciadas aumentaron la dificultad de unas obras que debían respetar, consolidar y proteger restos frágiles y valiosos. Se destiló hasta mínimos imprescindibles la incorporación de nuevos elementos, para los que se emplearon materiales constructivos básicos y metales en proceso de oxidación. Finos pasamanos protegen escaleras y balcones e indican al visitante los posibles recorridos. El único pavimento añadido, consistente en un tendido de hormigón desactivado que muestra sus áridos, se separa respetuosamente de la base de las baterías, pero las religa con un eje que llega hasta la calle de acceso. 

Las laderas del cerro se han reforestado con diferentes especies de pino mediterráneo, concentradas en las cotas inferiores con el objetivo de no entorpecer las vistas del mirador. En la ladera septentrional, asomada al Carmel, se ha plantado vegetación adaptada a un cierto grado de humedad y formada por algarrobos, higueras y olivos. En la ladera sur, encarada al mar, abundan las chumberas y los pinos carrascos. 

valoración

El cuidado de un lugar antes marginal ha ahuyentado el vandalismo sin romper su magia. Tanto los vecinos del Carmel como visitantes de más allá se acercan ahora ahí con mayor comodidad, atraídos por las vistas del mirador y por la delicada restitución de unos restos que hacen pedagogía de los valores históricos del lugar. Algunos de ellos están cargados de la épica y el dramatismo que caracterizan a la guerra. Los demás hablan de un drama más prosaico pero no menos relevante, protagonizado por los recién llegados y los excluidos que no tienen acceso a un derecho tan fundamental como la vivienda.

David Bravo Bordas, arquitecto

Comenta y vota la obra

Votaciones
Valor promedio: 4.0 / Votos: 50
 
Comentarios
Insertaremos tu valoración en la web lo antes posible. Para evitar abusos tu comentario será revisado por un moderador. Gracias por tu participación.
Escribe tu comentario »
Por favor, escribe el texto que se muestra en la imagen:
  • Custodia Moreno Rivero
    Enviado Sábado, 30 de Junio, 2012
    Se hubiera hecho un flaco favor a la história de esta Ciudad si no se hubiera realizado este proyecto.Agradecer la sensibilidad y respeto conque se ha llevado a cabo.No olvidar, que ha sido el empeño del movimiento ciudadano y la voluntad política del momento las que lo han hecho posible. Muchas grácias.
  • GEO-LOG
    Enviado Jueves, 19 de Julio, 2012
    Vam fer l'estudi geotècnic en la fase d'avant-projecte. Ens sentim molt satisfets d'haver posat el nostre gra de sorra en un projecte d'aquestes característiques.
Tanto los vecinos del Carmel como visitantes de más allá se acercan ahora a la cumbre del Turó de la Rovira con mayor comodidad, atraídos por las vistas del mirador y por la delicada restitución de unos restos que hacen pedagogía de los valores históricos del lugar.

ficha técnica

CIUDAD: Barcelona (1.487.060 habitantes)

PAÍS: España

INICIO DEL PROYECTO: 2009

INICIO DE LAS OBRAS: 2010

FINAL DE LAS OBRAS: 2011

SUPERFICIE TOTAL: 9.611 m2

COSTE TOTAL: 968.332 €

créditos

PROMOTOR:

Agència de Promoció del Carmel i Entorns S.A.

AUTORES:

Jansana, de la Villa, de Paauw arquitectes SLP, AAUP Jordi Romero i associats SLP

COLABORADORES:

MUSEU D’HISTÒRIA DE BARCELONA (Joan Roca, Director; Carme García, Cap de projectes; Carme Miró, arqueòloga; Lidia Font, Cap de restauració; Josep Bracons, Director de col·leccions) MEMORIAL DEMOCRÀTIC DE LA GENERALITAT DE CATALUNYA (Jordi Palou-Loverdos, Director; Jordi Guixé, Tècnic de l’àrea de patrimoni; Ricard Conesa, Tècnic de l’àrea de patrimoni) ATTICS (Jordi Ramos, arqueologia) AGÈNCIA DEL CARMEL (Oriol Bonet, Director General; Josep Barjuan, Director del departament de projectes i obres; Maite Gámez i Heriberto Muñoz, tècnics del departament de projectes i obres; Toni Coll, comunicació) SGS (Raquel Campo, direcció tècnica) URCOTEX, empresa constructora LIMONIUM SL (Eduardo Soler, enginyer agrònom) AAUP (Encarna Cortés, Borja Iglesias, Pau Asens i Andreu Marfull, arquitectes, Oscar Cabrera, instal·lacions i costos) JDVDP (Toni Abelló, Carlota Socías, Josep M. Vidal, Betta Canepa, Barbara Hellin, arquitectes, Claudia Belli, estudiant d'arquitectura) Montserrat Cucurella, disseny gràfic